¿Puede la empresa dejar de entregar la cesta de navidad a la plantilla?

Diciembre 20th, 20161:11 pm @

0


Comparte

Aurora_Cesta de navidad_LinkedinLa tradicional cesta de navidad puede ser considerada salario en especie, en función de si se estima o no que es un mero obsequio que el empresario tiene facultad de retirar. Por tanto, de reputarse salario en especie, su retirada no sólo originará el descontento de la plantilla, sino que, además, podrá considerarse constitutiva de modificación sustancial de condiciones laborales.

Así, la Sentencia del Tribunal Supremo de 21 de abril de 2016 concluyó – en línea con su Sentencia de 14 de mayo de 2013 – que la decisión unilateral de la empresa de dejar de entregar la cesta de navidad, sin seguir el procedimiento legalmente establecido para la modificación sustancial de las condiciones de trabajo, no era válida. Más concretamente, el Alto Tribunal afirmó que había quedado demostrado no sólo que la empresa llevaba varios años entregando la cesta de navidad, sino que además existía una voluntad inequívoca empresarial de entregar dicho lote, habiendo pasado a formar parte de los contratos de trabajo. En palabras del Tribunal Supremo: “Es patente la voluntad inequívoca de la empresa (…) de conceder este beneficio a los técnicos y administrativos (…), hasta el punto de que todos los años el Departamento de Recursos Humanos elaboraba la lista de beneficiarios y la remitía al Departamento Comercial, que adquiría el producto y lo enviaba al almacén, se informaba al personal de que ya estaban dispuestas las cestas y las recogían en el almacén de la empresa, participando el Comité de Empresa en la elección de la calidad de los artículos. Dicho beneficio se hacía constar en la oferta de empleo efectuada por la empresa al personal técnico. El citado beneficio venía siendo disfrutado desde tiempo inmemorial, de forma persistente -se concedía todos los años- y en las mismas condiciones.”

En el sentido contrapuesto, la Sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Madrid de 7 de febrero de 2014  sostuvo que el empresario podía dejar de entregar la cesta de navidad, ya que no se estaba ante una contraprestación del trabajo efectivo. Esto es, no se atribuía como compensación de servicios realizados y, por ende, no era salario en especie. En concreto, concluyó que se trataba de un mero regalo por permanecer en la empresa durante las fechas navideñas, al no exigirse ningún otro requisito para su percepción – como por ejemplo, consecución de objetivos –.

Por tanto, aunque decidir dejar de entregar la cesta de navidad pueda parecer una cuestión baladí, será necesario estudiar caso por caso si se cumplen los requisitos para ello, analizando pormenorizadamente su naturaleza – como salario en especie o como regalo – para determinar las posibilidades de retirarla, así como los riesgos inherentes a dicha decisión.

Aurora Sanz
Socia de Laboral en Grant Thornton