Cinco formas de atraer la inversión a tu ciudad

Mayo 31st, 201612:47 pm @

0


Comparte

Fuera del club de las grandes capitales globales, muchas ciudades tienen que enfrentarse a una fuerte competencia a la hora de atraer inversión empresarial. ¿Qué pueden hacer las segundas y terceras ciudades para mantenerse en la carrera? 

Quienes han liderado una ciudad saben que si esta no es una capital global, el trabajo para atraer la inversión extranjera es como mínimo el doble. Ser una segunda o tercera ciudad en un estado o región puede parecer un hándicap pero supone también un estímulo para innovar, lo cual nunca viene mal.

Ciudades-45

La innovación no implica necesariamente dificultad. Muchos políticos y funcionarios municipales parecen buscan un acontecimiento casi milagroso que atraiga un tsunami de inversión. Pero en realidad las empresas y sus empleados simplemente quieren ir a aquellos sitios que demuestren relevancia y dinamismo. Ese es el ambiente propicio para el desarrollo de un capital humano creativo y productivo y para la creación de negocios sostenibles en el largo plazo. A continuación se describen cinco iniciativas que los líderes de estas ciudades pueden tomar como ejemplo para alcanzar ese objetivo.

  • Convierte tu ciudad en su sitio donde la gente joven quiera vivir, trabajar y divertirse.

Las empresas tienden a invertir en ciudades con una población activa joven. En Omaha, en el estado de Nebraska, la mayoría de la población se situaba por debajo de los 20 o por encima de los 45, con muy poca gente en edades intermedias.

Los gobernantes se dieron cuenta que su ciudad no prosperaría mientras careciera de ese grupo demográfico clave. Y decidieron compararse con otras ciudades estadounidenses que sí contaban con abundante población joven en edad de trabajar. La pregunta que se hicieron fue: ¿qué tienen ellas que no tenemos nosotros y que tanto atrae a los jóvenes?

La respuesta fue clara: paseos junto al río, bulevares en el centro, barrios artísticos… La gente joven no se siente atraída por la vida suburbana. Quieren un centro de la ciudad donde poder encontrarse, relajarse y divertirse con los amigos.

Durante una década, Omaha se reinventó. Transformó su zona industrial a orillas del Missouri en una zona de paseos y puentes. Los barrios artísticos han surgido en torno al río y más gente, de todas las edades, se ve atraída a la ciudad por la actividad creciente en áreas como las artes escénicas.

El trabajo de reinvención continúa. Hace un año la Campaña por una Omaha más grande realizó una encuesta para identificar los factores que mantienen a los jóvenes profesionales en la ciudad y para descubrir nuevas maneras de seguir atrayéndolos. Encuestas anteriores han impulsado el desarrollo de proyectos como el estadio de béisbol TD Ameritrade o el Midtown Crossing Proyect, una zona comercial pensada para caminar.

  • Usa datos positivos para contar una historia convincente sobre tu ciudad

Muchos gobiernos nacionales y regionales requieren de sus ciudades la publicación de datos sobre su desempeño económico y social. A menudo esos datos se presentan simplemente en el formato requerido por la ley. Sin embargo, si se les da el formato adecuado esos mismos datos pueden ser parte de un relato eficaz a la hora de atraer a los inversores.

Las ciudades  capaces de proporcionar datos positivos y precisos sobre aspectos pertinentes (desempeño económico, bienestar de la población, situación de los emprendedores, etc.) tienen una gran baza para atraer la inversión. Si además usan esos datos para contar una historia, sus posibilidades serán aún mejores. Algunas ciudades han adoptado ya este tipo de medidas que además tienen una buena relación coste-beneficio.

Espoo, en Finlandia, es una de las tres principales ciudades en el área metropolitana del Gran Helsinki. Vanta y la propia capital finlandesa, son las otras dos.  Espoo ofrece un práctico librito de estadísticas, disponible para descargar, que presenta información clave sobre educación, empleo y niveles de renta; un desglose del mercado de trabajo por sectores; cifras sobre el stock inmobiliario y mucho más.

Lo anterior es sin embargo, sólo un aperitivo de todo la información que Espoo ha puesto a disposición del público dentro de la iniciativa Six City Strategy, que agrupa a las seis ciudades finlandesas más grandes y que busca favorecer un desarrollo urbano inteligente y abierto.

La página Helsinki Region Infoshare, parte de esta iniciativa, reúne información exhaustiva sobre el área metropolitana de Helsinki a la que pertenece Espoo. Todo lo que una empresa necesita saber sobre Espoo para tomar una decisión de inversión está en alguna de las 20 categorías en las que se agrupa la información: economía, impuestos, trabajo, industrias, TIC, salud, vivienda, educación y formación…

Por su parte, el apartado de trabajos y empresa de la página web de Espoo, agrupa noticias de interés para “empleadores” o “empresas y emprendedores potenciales” además de una amplia información sobre el proceso de iniciar, operar y desarrollar un negocio en la ciudad.

De momento, la cantidad de datos es en ocasiones excesiva y podría haber sido seleccionada de una manera más efectiva para explicar por qué merece la pena invertir en Espoo. En este sentido, la ciudad tiene mucho que aprender de su vecina Helsinki. Con todo, el simple hecho de que los dirigentes de Espoo se planteen qué preguntas pueden hacerse los inversores y traten de contestarlas es sin duda un paso en la buena dirección.

Ciudades-46

  • Construye un argumento que posicione a tu ciudad como un lugar internacional

Los jóvenes que entran en una empresa internacional y vislumbran una carrera internacional para ellos mismos tienen entre dos y tres veces más posibilidades de quedarse en esa compañía. Algo parecido pasa con las ciudades.

La segunda ciudad del Reino Unido, Birmingham, lleva tiempo promocionándose como una ciudad internacional.

El eslogan de su aeropuerto, “Hello world”, refleja su posicionamiento como hub global. Actualmente opera vuelos a Europa, Oriente Medio, el subcontinente indio, Norteamérica y Caribe y, más recientemente, China.

La Birmingham City University se define como una “universidad moderna, dinámica e internacional” con profesores, alumnos y exalumnos procedentes de más de 100 países.

El gobierno municipal cuenta con un equipo especializado en asuntos europeos e internacionales que supervisa la estrategia de la ciudad en este sentido, fijando el rumbo del impulso global de la ciudad.

El mensaje está calando y periódicos como el Financial Times público recientemente un artículo titulado “Por qué Birmingham se ha convertido en una de las mejores ciudades europeas para los inversores”.

  • Elige y nombra líderes visionarios

El experto en ciudades inteligentes Uri Ben-Ari escribió recientemente: “todo programa de ciudad inteligente que se ha desarrollado en el mundo ha comenzado de la mano de un alcalde visionario. Ningún proyecto de este tipo puede prosperar o iniciarse sin un alcalde visionario y lúcido.”

Las ciudades inteligentes están ganando terreno en el mundo. Usan tecnología y sistemas de gestión inteligentes para resolver retos presentes y futuros y proporcionar servicios innovadores a sus ciudadanos.

Israel, la denominada “nación start-up”, no es ajena al potencial de las ciudades inteligentes. Eilat fue la primera ciudad del país en implantar este concepto. En 2013, su alcalde, Meir Yitzhak Halevi nombró a Ben-Ari como su asesor en este campo y le encargó la formulación de una estrategia, en colaboración con un equipo especializado liderado por el teniente de alcalde Eli Lankri.

Los resultados no han tardado en aparecer. Alrededor del 70 % del suministro diario de energía en Eliat, proviene de fuentes renovables. Los visitantes disponen de wi-fi gratis después de que el ayuntamiento votara la creación de una nube de internet sobre la ciudad. La Unión Europea ha proporcionado una subvención de 500.000 euros para la creación de un “barrio inteligente” que incluya todos los aspectos de una smart city.

Las ciudades que pretendan atraer la inversión, por este u otros medios, necesitan un liderazgo visionario que entienda los mecanismos de esa atracción y aplique los cambios necesarios para ponerla en marcha.

  • Identifica tu factores diferenciales y aprovéchalos

El informe del Banco Mundial, “Competitive cities for jobs and growth: what, who and how”, estudia las características con las que cuentan las ciudades competitivas en el ámbito global. Los investigadores concluyen que todas las ciudades consideradas como actores globales cuentan con una clara estrategia para explotar sus ventajas competitivas.

Entre los ejemplos de competitividad global no siempre están las ciudades habituales. La lista incluye ciudades como Bucaramanga en Colombia, que ha aprovechado las rentas del petróleo para convertirse en un centro de conocimiento sobre el crudo. Sus gobernantes han invertido en universidades destacadas por su investigación en el ámbito de la industria petrolera y con ello han potenciado la disponibilidad de expertos en el tema. Bucaramanga acoge también el Instituto Colombiano del Petróleo, rama investigadora de la compañía estatal Ecopetrol.

El informe cita también a Tánger, la tercera ciudad de Marruecos, de la que dice que ha pasado de “durmiente a dominante” en poco más de una década. La ciudad se ha regenerado en torno a su antiguo puerto convertido ahora en uno de los más grandes de África con fábricas de coches, varias zonas francas, parques industriales y un sector turístico en auge.

Al igual que sus colegas en Bucaramanga y Tánger, los dirigentes municipales de todo el mundo necesitan encontrar ese factor que otras ciudades no tienen y que puede dar al inversor una razón para venir.

La globalización ha hecho el mundo más pequeño, enfrentando a las segundas ciudades con competidores no sólo nacionales sino también internacionales. Los ayuntamientos se enfrentan a una complicada elección: adaptarse o contraerse. A las ciudades que, como Omaha, Espoo, Birmingham, Eilat, Bucaramanga o  Tánger, han optado por adaptarse les espera un futuro rico en inversiones.

Grant Thornton Spain