¿Qué es el turismo sanitario? (Parte I): un cambio de perspectiva

febrero 11th, 201611:55 am @

0


Comparte

España es uno de los destinos turísticos más importantes a nivel internacional, y concretamente, del turismo sanitario. En 2015 hemos sido el segundo país a nivel mundial en número de visitantes, batiendo todos los records previos al superar la cifra de 68 millones de turistas y una facturación de 65.000 millones de euros. Este es uno de los principales mensajes que se han transmitido en FITUR, feria que se ha desarrollado en Madrid del 21 al 24 de enero pasado.

La especialización, la oferta a “la carta”, el incremento de la calidad y la adaptación a los nuevos hábitos digitales de consumo son las tendencias que están impulsando el sector. De ahí, que en estos últimos años la oferta de “sol y playa”, “montaña” o “ciudad y museo”  se esté complementando y especializando con otro tipo de oferta diferencial, como por ejemplo es la oferta orientada a la salud, a la gastronomía, al shopping, al colectivo LGBT o al medioambiente sostenible.

turismo sanitario-07

Vamos a centrarnos en la primera de estas ofertas diferenciales, el turismo sanitario. En el año 2015 el sector estima que se ha facturado una cifra entorno a los 400 millones de euros, atendiendo alrededor de 100.000 pacientes y con un gasto per cápita que se sitúa un 8% de media por encima del turista convencional. El crecimiento anual de los últimos 5 años a nivel de facturación se ha situado por término medio entorno a un 20%, derivado del interés del sector en organizarse, estructurar una oferta atractiva y consolidar las vías de captación de pacientes ya operativas. Y, a futuro, las previsiones de crecimiento se incrementan, estimándose que en el año 2020 España podrá superar ampliamente los 1.000 millones de euros de facturación en este tipo de turismo.

Pero, ¿en qué ha cambiado la situación? ¿Qué ha pasado? Hace unos años el llamado turismo sanitario era “denostado” por nuestros políticos, pidiendo a las autoridades europeas que establecieran mecanismos limitantes o compensatorios en la utilización de nuestros hospitales públicos por parte de británicos, alemanes y holandeses, entre otros. Lejos quedan ya los aviones repletos de turistas que venían a España con el objetivo de que en nuestros hospitales públicos se les pusieran marcapasos o implantes de cadera que en sus países no estaban cubiertos por la sanidad pública o que les suponía un importante nivel de copago que tenían que asumir.

Una nueva visión del turismo sanitario

La respuesta a estas cuestiones es que estamos hablando de ámbitos de actuación diferentes. A través de la Directiva 2011/24/UE del Parlamento Europeo y del Consejo, de 9 de marzo de 2011 [PDF], se concretaron los derechos de los pacientes en la asistencia sanitaria transfronteriza, lo que implica una libre circulación efectiva a nivel sanitario en la UE, y se establecieron las medidas compensatorias para evitar las consecuencias negativas fundamentalmente en costes de la atención de comunitarios en países de no residencia ante sistemas de salud y de cobertura de cartera de servicios no homogénea. Esta directiva se traspuso a España con el Real Decreto 81/2014, [PDF] de 7 de febrero, y puso fin a la problemática descrita.

Entonces, ¿qué es el turismo de salud? El turista de salud es el que viaja a un destino (país) diferente de su lugar de residencia para obtener un tratamiento enfocado en la curación/rehabilitación de una enfermedad (turismo médico) o para prevenir una dolencia o mejorar su estado físico, mental y social (turismo wellness o de bienestar), a la vez que visita el destino y realiza actividades más propias de un turista convencional.

Grant Thornton está en una situación privilegiada y diferencial para apoyar a compañías que quieran introducirse o potenciar la captación de turismo sanitario ya que dispone de áreas especializadas de conocimiento tanto en el ámbito del turismo y como en el de la salud. Ayudamos a desarrollar nuevos modelos de oferta de servicios, a consolidar alianzas con facilitadores médicos a nivel internacional y a definir estrategias de atracción de pacientes internacionales que hagan de España un destino de turismo sanitario atractivo.

Jose Antonio Hernández