La subida del IVA en las certificaciones de obra expedidas

Julio 24th, 20122:26 pm @

3


Comparte

Ante la inminente subida del IVA fijada para el próximo 1 de septiembre, se podría pensar que el incremento de gravamen trastocará las decisiones de consumo, pues algunas actividades económicas, como cines y discotecas, van a ver cómo la carga impositiva pasa del 8 al 21%, incrementándose su fiscalidad en 13 puntos porcentuales.

Es posible que estos empresarios decidan asumir parte de la carga fiscal y no trasladar al consumidor final la totalidad de la subida del IVA, tal y como ha recomendado el Ministro José Antonio Wert. Lo que está claro es que determinadas transacciones, que ya han tenido lugar van a verse afectadas por la próxima subida de tipos.

Me refiero concretamente a las certificaciones de obra, que son aquellas facturas expedidas por los contratistas a los promotores para certificar el avance del grado de ejecución de obra que el promotor les ha encargado. Las certificaciones de obra, cuando son intermedias, desde un punto de vista técnico y con el artículo 75 de la Ley del IVA delante, no son más que meros anticipos a cuenta de la entrega final de obra, aplicándose por tanto el tipo de IVA vigente en el momento del pago de la certificación intermedia.

A este respecto, la Consulta Vinculante de la Dirección General de Tributos V0356-12 del 17 de Febrero de 2012 ejemplifica bien el hecho con un caso, no basado en hechos reales, sino real como la vida misma: un Ayuntamiento que encarga una obra en 2008 y que no la paga. En 2012 impulsado por el plan de pagos a entidades locales pide el “¿qué se debe?”, y la pregunta ante la Dirección General de Tributos será: ¿qué tipo de IVA se debe aplicar a la liquidación de las certificaciones de obra pendientes? El Ayuntamiento, y también el constructor, dudan porque las certificaciones que se apilan impagadas fueron emitidas al 16% y el tipo vigente en el momento de abonarlas es ya del 18%.

La respuesta de la Dirección General de Tributos es clara. Si la obra no ha sido finalizada, las certificaciones de obra pagadas devengarán el IVA vigente en el momento en que se pague material y efectivamente, y no el que estaba vigente en el momento de la emisión, lo que nos lleva a la cuestión de qué ocurre con las certificaciones de obra intermedias emitidas en los últimos meses y “pagadas” no mediante transferencia sino con la entrega de un efecto con vencimiento a partir del 1 de septiembre.

En dichos casos, es doctrina de la Dirección General de Tributos que la mera entrega de un documento cambiario, como pago de una certificación intermedia, no supone devengo de IVA hasta el vencimiento del efecto, aunque el efecto haya sido descontado en una entidad financiera.

Si a todo esto unimos que en España es costumbre que las certificaciones de obra sean abonadas con un pagaré con vencimiento como mínimo, a 60 días, habrá ahora mismo certificaciones de obra en carpetas y cajones, ya entregadas, que serán pagadas en septiembre (si el efecto tiene fondos, lo que es cuestión que no viene al caso) cuando el tipo de IVA es distinto al que el constructor incluyó en la factura de la certificación. Si en un anticipo el IVA se devenga por la entrega material de dinero, no cuadrará el IVA en factura con el que el constructor deberá incluir en su modelo de IVA a liquidar en octubre o enero.

Por lo tanto, todas las certificaciones intermedias que en las últimas semanas se hayan expedido al 8 ó 18% deberán ser modificadas, pues aun habiéndose expedido bajo la vigencia de dichos tipos, realmente deberán ser liquidadas al 10 ó 21%, dependiendo de qué tipo de obra amparen, vivienda u otro tipo de construcción.

José María Rubio
Gerente de Fiscal en Grant Thornton