No todo son malas noticias… ¡Cada vez somos más Europa!

Julio 6th, 20121:02 pm @

3


Comparte

Me gustaría comenzar felicitando a nuestra Selección por su reciente victoria en la Eurocopa. Creo que es un ejemplo de espíritu de sacrificio, tesón y trabajo en equipo, pero también del poder de la ilusión y de las ganas de llegar a conseguir un objetivo común.

Resulta interesante realizar un ejercicio de reflexión sobre las causas que llevan a que España en lo futbolístico sea considerada una potencia sobresaliente mientras que en lo económico no pasamos de segunda regional ¿Qué diferencia puede haber para que algunas cosas las hagamos tan bien y otras tan mal? ¿Por qué  últimamente siempre se confirman las peores expectativas a nivel económico y financiero para España y para Europa? ¿Tan malos somos?

A pesar de lo que pueda parecer, en este post voy a tratar de aportar un mensaje de optimismo.

Casos similares

Durante algunos años estuve viviendo en Estados Unidos. Un país por el que tengo admiración en muchos aspectos y al que considero un líder mundial. Lo son a nivel económico, político y de relaciones internacionales. ¿Cómo han podido llegar a ello? ¿Cómo puede ser que sin un estado de bienestar como el que conocemos en Europa  obtengan semejantes resultados? Bajo mi punto de vista, la principal fortaleza de Estados Unidos es la unión de sus gentes. Cuando toman una decisión, miran al frente y la ejecutan. Si consideran que se han equivocado, corrigen el rumbo y siguen mirando hacia delante.

Creo que de una vez por todas Europa debe adoptar este punto de vista y dejar de discutir por los errores del pasado, que todos hemos cometido y de los cuales somos todos culpables. No olvidemos que en España  los reinos de taifas fueron cayendo, hasta su desaparición, ante la unidad de los reinos cristianos.

Motivos para el optimismo

Algunos países y ciudadanos de Europa nos hemos comportado de forma irresponsable durante cierto tiempo. Gran parte del consumo interno se había basado en el acceso al crédito fácil, sin prestar atención a nuestra productividad ni buscar formas de incrementarla, sólo confiando en ganancias futuras obtenidas fruto de la especulación.

Muchos políticos han fomentado y abusado de esta forma de hacer las cosas. Esto incluye partidos políticos de todos los colores y banderas.

En este momento, más que nunca, Europa se encuentra en una encrucijada. Necesitamos un esfuerzo adicional, espíritu de equipo y capacidad de sacrificio por parte de todos. Claro está que un equipo de fútbol nunca puede llegar muy lejos si nadie quiere jugar de portero. Sin embargo, en el terreno económico parece que a los países y sus ciudadanos nos cuesta más ceder y trabajar en equipo .

No obstante, esto ya no tiene vuelta atrás: o nos unimos todos y creemos cada vez más en Europa o perderemos irremediablemente el partido. Podemos llegar a ser los Estados Unidos de Europa, algo que indudablemente nos convertiría en una potencia más poderosa que la estadounidense o la china, y que a muchos desde fuera podría incomodarles. No hay duda de que Europa en su conjunto tiene un poder indiscutible, eso sí, si jugando juntos, con compromisos comunes por parte de todos, ya que sin portero nunca podremos aspirar a ganar nada.

Si los ciudadanos del norte de Europa son cada vez más reacios a ayudar a los del sur y estos a su vez culpan de sus problemas a los países que les imponen recortes y austeridad, al final desaprovecharemos nuestra oportunidad. Resurgirá la desconfianza con el país vecino, se volverá a hablar de leyes anti-inmigración y el sueño europeo se desvanecerá y con el nuestras esperanzas de poder competir en una economía con cada vez más aspirantes a jugar la final.

La salida: Trabajar juntos todos los europeos

No nos queda otra. Debemos tener las ideas claras, valores sólidos y una actitud positiva. Algún partido perderemos, y puede que al principio se dude de nosotros como de la Selección Española al inicio de la Eurocopa, pero de forma constante hay que construir prestigio e imagen, consolidando lo que somos para poder aprovechar las oportunidades que se nos vayan presentando y trabajar con una meta clara que nos ilusione.

Estas son las claves de tener un equipo ganador como hemos visto muchas veces. Deberíamos pues empezar a tenerlo claro ya que sólo remando juntos llegaremos a las más altas cotas de éxito.

Desde el International Business Centre Grant Thornton trabaja en equipo con el objetivo de fomentar al máximo el potencial de las empresas en el exterior, ayudándolas a explorar oportunidades, desarrollando sus planes de negocio internacionales y dándoles soporte en cualquier parte del mundo donde operen.

Desde aquí me pongo a vuestra disposición para explorar oportunidades en cualquier parte del mundo.

Daniel Masferrer
Director de Auditoría y del International Business Centre en Grant Thornton