¿Cuánto vale la deuda soberana?

Noviembre 3rd, 201111:30 am @

0


Comparte

Hubo una época en la que era innecesario analizar el riesgo de crédito de la deuda emitida por países europeos: simplemente, se consideraban activos libres de riesgo. Ahora la deuda soberana tiene riesgo, lo que genera una gran incertidumbre en la cuantificación del deterioro que pueden contener los balances de las entidades financieras europeas.

En la última reunión del Consejo Europeo, la deuda española ha pasado en un fin de semana de estar en el grupo de países para los que se contemplaba el escenario de una quita, a estar en el grupo de la Europade la primera velocidad. Dos días en los que no ha pasado nada: ningún nuevo dato económico, ninguna nueva política económica anunciada. Únicamente las palabras de Sarkozy nos abrieron la puerta del selecto club de los primeros.

Si el pasado viernes 21 de octubre alguna entidad hubiese tenido que elaborar un cierre contable, quizás se habría planteado la necesidad de deteriorar la deuda española (por su riesgo de crédito), algo que seguramente ya no habría hecho el domingo 23 de octubre. ¿Tenía la deuda española un riesgo distinto en ambos días?  Es cierto que se trataba sólo de un escenario para un test de estrés, pero en los mercados financieros los rumores y las posibilidades sustentan las valoraciones tanto como los datos fundamentales.

La declaración de la cumbre de la UE publicada el jueves 27 de octubre dice que el objetivo de las medidas tomadas es restaurar la confianza en el sector financiero, y requiere un ratio de capital de primera categoría del 9%, tras el registro de la deuda soberana a su valor de mercado. Dicha medida se califica como temporal, debido a las circunstancias excepcionales. ¿Son de verdad excepcionales las circunstancias actuales o hace ya mucho tiempo que tenemos la sensación de que estamos continuamente viviendo una situación excepcional? ¿Conseguirán de verdad estas medidas su objetivo de generar confianza en el sistema financiero?

En este contexto, la  recapitalización de las entidades sistémicas quizás sólo sea como poner una tirita en una herida profunda. La herida corre peligro de infectarse si no se limpia y se cose. Si es la deuda soberana la que está dañando los balances de las entidades financieras, la recuperación del equilibrio sólo se conseguirá eliminando su riesgo, para lo que son necesarias políticas contundentes y coordinadas. Por otra parte, las entidades financieras deben recuperar la confianza de los mercados que ahora mismo no se creen las valoraciones de sus balances. La recuperación de la confianza requiere un ejercicio de transparencia, por lo que no parece que tenga sentido que se realicen estimaciones distintas de la valoración del riesgo soberano.

Los particulares tenemos que demostrar nuestra solvencia cuando vamos a pedir un crédito a una entidad financiera. Si la deuda soberana es ya un activo con riesgo y obliga a las entidades a registrar deterioros y recapitalizarse, ¿cuánto tiempo seguirán financiando las entidades financieras a los estados?

Sara González