El Mercado Alternativo Bursátil (MAB): una alternativa de financiación en tiempos de crisis

Octubre 25th, 20113:55 pm @

1


Comparte

En estos momentos de absoluta restricción crediticia provocada por la crisis en general, y financiera en particular, se presenta como una oportunidad casi única para aquellas empresas dinámicas que busquen la obtención de capital para financiar su proceso de expansión nacional e internacional.

Debe puntualizarse, tal y como ha comentado en repetidas ocasiones el Presidente del MAB, Antoni Giralt, que este mercado no es el refugio de empresas estancadas y con repetidas pérdidas que quieren solventar sus problemas financieros “tapando agujeros”, sino para aquellas empresas en expansión con un proyecto claro y definido, aún cuándo no hayan alcanzado el nivel óptimo de resultados.

Desde su creación en marzo de 2008 y hasta la fecha actual, 17 son las empresas que cotizan en este mercado, pertenecientes a sectores muy dispares que van desde el sector del consumo como Zinkia e Imaginarium, al de productos farmacéuticos como Neuron Biopharma y AB-Biotics, pasando por las que se dedican a organizar eventos (bodas) como es el caso de Bodaclick. 

En conjunto, las primeras 12  empresas adscritas al MAB obtuvieron un capital adicional de 63 millones de euros, han experimentado un crecimiento saludable en un entorno de crisis que ha supuesto un incremento en los fondos propios de un 212%, un crecimiento en la facturación en un 46% y una mejora en los resultados de explotación en un 53% sin olvidar la capacidad de creación de empleo de calidad según un estudio encargado por la Dirección del MAB sobre el comportamiento de las empresas adscritas al mercado.

¿Cuáles son los beneficios que implican para las empresas la permanencia en el Mercado Alternativo Bursátil? Las principales ventajas de cotizar en el MAB son: 

  • Permite a las empresas financiarse mediante recursos propios, sin pérdida de control por parte de los anteriores accionistas
  • Proporciona una valoración objetiva de la empresa suscrita por los inversores.
  • Permite beneficiarse de una regulación a medida mucho  más flexible (que no más laxa) que la que tutela a las empresas adscritas al mercado continuo
  • Se cuenta con la figura del Asesor Registrado que ayuda a las empresas antes, durante y con carácter posterior a su incorporación en el MAB
  • Facilita el incremento de profesionalidad en la gestión
  • Constituye una plataforma de lanzamiento al mercado principal
  • Aporta mayor notoriedad, prestigio e imagen de marca a la empresa

De todo lo anteriormente expuesto sorprende que tan sólo sean 17 las empresas que han concretado su salida al mercado. Esto se debe a que, obviamente, existen unos puntos débiles susceptibles de mejora para romper la reticencia de los eventuales inversores.

Alguno de los obstáculos a los que se tiene que enfrentar el MAB son los siguientes: 

  • Pese a los esfuerzos de la Dirección del MAB (más de 200 actos de presentación realizados) desconocimiento en general del MAB
  • Coyuntura actual no anima a los inversores. Pérdida significativa de valor entre la cotización inicial y la posterior a la salida.
  • Ausencia de mayor información periódica de las empresas inscritas en el mercado.
  • El mercado no está  consolidado (lejos del tamaño y solidez del AIM inglés dónde cotizan más de 1.200 PYMES)
  • Debe acometerse el esfuerzo de crear la marca MAB, a lo que ayudaría el establecimiento de un índice general tal y como existe en el IBEX 35
  • Escasos incentivos fiscales que animen a los inversores. Hasta el momento sólo existen mínimas ayudas en las comunidades de Madrid, Aragón, Galicia y Catalunya.

Hasta aquí, hemos pretendido realizar una primera introducción al MAB, sus principales ventajas y puntos a mejorar. En posteriores artículos desgranaremos el papel de los principales actores del mismo y realizaremos una descripción de las etapas que, desde la experiencia de Grant Thornton en España y otros mercados, debe seguir una empresa para incorporarse con éxito al MAB.

Carlos Villabona
Socio de Auditoría de Grant Thornton